LA ELABORACIÓN DEL CAVA

EL MUNDO DEL VINO ESPUMOSO

Uno de los secretos del Cava y que hace que su calidad sea indiscutible es su proceso de elaboración llamado método tradicional, que requiere fermentar el vino base una segunda vez en la botella y dejarle envejecer el tiempo que marque el enólogo. Durante este proceso de envejecimiento aparecerán nuevos aromas que le darán al Cava una personalidad única.

Si hay algo que diferencia la calidad del Cava de otros espumosos del mercado como Lambrusco o Prosecco es su método de elaboración.

Durante la segunda fermentación las botellas están en rima. Una posición horizontal que permite que las levaduras se vayan depositando en la parte baja de la botella.

Para seguir la trazabilidad del proceso y mantener la calidad, las botellas están cerradas con un tapón corona donde figuran las fechas de embotellado.

El Cava se clasifica según sus meses de envejecimiento en botella en las siguientes categorías:

GUARDA

 

+9 meses de crianza

Brut

GUARDA SUPERIOR

Reserva

+18 meses de crianza

Brut Nature

El “Dosage” o la cantidad de azúcar que tenga el licor de expedición es el encargado de dar el toque final y característico del Cava. En función de la cantidad de azúcares añadidos a través del licor de expedición, la DO Cava ha establecido la siguiente clasificación:

ESCALA DEL LICOR DE EXPEDICIÓN

Semiseco
32 – 50 g/L

Extra Dry
12 – 17 g/L

Brut
< 12 g/L

Brut Nature
Sin azúcares añadidos